DE ASPIRANTE A SUICIDA A CAMPEÓN DEL IRONMAN DE FLORIDA.

 

 

Tras pasar por las drogas, el alcohol y un intento de suicidio, Lionel Sanders se proclama campeón de Ironman de Florida, sacando una diferencia de más de 19 minutos del segundo clasificado.

 

La vida de Lionel Sanders, ganador este sábado 1 de noviembre del IRONMAN de Florida, no ha sido nada fácil. Llegó un momento en el que ya no encontraba salida a sus problemas, adicto a las drogas y al alcohol, por eso decidió suicidarse.
El joven triatleta canadiense del pueblo de Ontario fue uno de los más prometedores atletas de su generación, pero elijó un mal camino y como él mismo reconoce. “Dejé de correr y dediqué toda mi energía a la fiesta. Fue hace cuatro años que toqué fondo y estaba convencido de que la salida a mis problemas estaba en dejar este mundo”. El triatleta profesional canadiense contó este año en una entrevista a Triathlon Magazine de Canadá cómo iba a quitarse la vida.“Elegí un cinturón, entré en el garaje y miré dónde había una viga donde pasar el cinturón. Estaba  llorando pero sentía que era la única solución para poner fin a mi dolor. Até el cinturón alrededor de mi cuello y me subí encima de una silla”, comentó Sanders

“Estuve encima de la silla durante mucho tiempo y me puse a pensar. Uno de los pensamientos que me vinieron a la cabeza es cómo mi mejor amigo que estaba en la casa me iba a encontrar la mañana siguiente y el siguiente era cómo iba a ser la reacción de mi madre tras enterarse”. Precisamente fue la imagen de su madre sufriendo la que le hizo reaccionar. “Cuando pensaba en mi madre se me vinieron toneladas de ladrillos pegando en mi cabeza. Sabía que ella jamás podría volver a tener una vida normal y sentiría toda la vida que ella era la culpable de mi muerte. En ese instante supe que esa no era la solución, no podía serlo, así que renuncié, por ella, por mi mamá. Me quité el cinturón del cuello y me baje de la silla. Decidí volver al deporte”.

 

Lionel Sanders logró así salir del infierno de los excesos y vicios antes de hacerse profesional.

 

Lionel decidió ponerse como reto correr por primera vez un ironman. Se inscribe en 2010 en el IRONMAN de Louisville y cuatro años más tarde gana la carrera, haciendo la espectacular marca en el maratón final de 2h44’12”. Reconoció que sufrió como nunca. “El IRONMAN de Louisville fue una experiencia muy dolorosa, pero logre cruzar la meta y me pude decir que era un IRONMAN”, afirmó. En el momento de cruzar la meta en Louisville, el campeón de Florida se propuso hacerse profesional. “En ese momento supe que podía lograr cualquier cosa en mi vida y decidí seguir en el triatlón para llegar a la élite”, señaló el triatleta canadiense.

 

Autor: Trientrenador

 

Fuente: Triathlon Magazine de Canadá

No hay comentarios

Escribe un comentario