LA CAPACIDAD DE LA RESISTENCIA HUMANA: MARK ALLEN.

 

¿Te imaginas participar en una prueba de natación en aguas abierta, o una etapa del Tour de Francia, o en un maratón de tu ciudad favorita?

¿Te imaginas competirlas todas ellas el mismo día?

 

Mark Allen: el insaciable deseo de triunfar

Sólo alguien de hierro podría hacerlo, como Mark Allen, seis veces campeón del Ironman de Hawái.

 

 

Tan sólo cuatro años separan a Dave Scott de Mark Allen, nacido el 12 de enero de 1958, en Glendale (California). Creció hasta su juventud en San Francisco y posteriormente se traslada a San Diego, en el mismo estado, para cursar sus estudios universitarios de Biología, que finaliza en 1980. Por entonces, ya había abandonado la práctica competitiva de la natación, aunque su amor por el deporte le llevaba a nadar y correr con regularidad, a la vez que trabajaba de socorrista en las playas de San Diego.

 

En 1982 su vida cambia completamente al ver la actuación de su entonces compañera de trabajo Julie Moss en Hawái. Moss era una estudiante universitaria de 23 años, muy deportista pero sin experiencia como triatleta. Aún así, decide participar en el Ironman como parte de su tesis de fisiología deportiva, con la única idea de completar la carrera. Fue liderando la prueba desde la natación, pero cometió el error de no beber y comer adecuadamente por lo que empezó a deshidratarse a mitad del maratón. Faltando menos de dos kilómetros entró en crisis total, dando tumbos continuamente. En ese estado, es superada por Kathlenn Mcartney, quien también terminó con dificultades, en una de las escenas más dramáticas de la historia de este deporte. Moss acabó en segunda posición, arrastrándose y semiinsconsciente. Su coraje y determinación para alcanzar la meta la convirtieron en una leyenda y en inspiración para muchos deportistas, entre ellos Mark Allen, quien reconocería que aquella actuación de quien años después se convertiría en su esposa le inspiró a prepararse para competir en triatlones Ironman. Así, abandona el Máster en Nutrición que estaba haciendo para centrar su vida en un deporte al que daría gloria.

 

Enfoque de Entrenamiento de Deportistas Exitosos: Mark Allen

 

Al año siguiente (1983) ya se clasifica para correr en Hawái, donde sale detrás de Dave Scott en el agua, y pedalean juntos hasta la mitad del segmento de ciclismo. Pero en ese momento se le rompe el cambio, quedando atascado en la marcha más dura, lo que le deja sin opciones de victoria. Pese a ello acaba tercero, tras Scott y Tinley. Durante los años siguientes lo siguió intentando, con más o menos fortuna, y pese a liderar las pruebas en diversas ocasiones siempre acababa cediendo durante la carrera a pie final (fue segundo en 1986 y 1987). Hasta que llegó su victoria en 1989, a la que le seguirían cinco más (1990, 1991, 1992, 1993 y 1995), igualando los seis triunfos en Hawái de su gran rival. El último de ellos lo logró con 37 años,en una dura pugna con Thomas Hellriegel y Greg Welch, vencedor en 1994. Pocos meses después, ponía fin a una carrera profesional plagada de éxitos, en la que acabó entre los tres primeros clasificados en el 90% de las pruebas en las que participó. Mark Allen –conocido como “The Grip”- era el prototipo de triatleta completo.

 

La revista Triathlete le nombró “Triatleta del año” en seis ocasiones, y Outside le consideró “el Hombre en mejor forma física del mundo”. A finales de 2012, la ESPN le elegía como el mejor deportista de la historia en la categoría de “Deportes de resistencia”. Actualmente, Allen es un exitoso empresario que se dedica a dar charlas sobre “Cuerpo sano, mente sana” junto a su socio Brant Secunda, nieto de José Matsuwa, y líder espiritual del pueblo indígena de los huicholes. A la influencia de la mente atribuye la fortaleza física, mental y espiritual necesaria para haber ganado seis veces en Hawái, y eso lo transmite en sus charlas. Además, asesora a atletas y entrenadores, a los que da consejos deportivos desde su experiencia como triatleta y les ofrece un plan de salud y bienestar para su día a día.

 

 

 

Algunas de sus frases

“Una de las cosas más fascinantes es que desde que sales hasta que cruzas la meta hay unas mil veces en la carrera en las que piensas que es muy duro, que no puedes hacerlo”, explicó Allen.

 

“Te dices, ‘es muy largo, no hice el entrenamiento adecuado’. Comienzas a dudar y de alguna forma encuentras algo dentro de tu cuerpo que ni siquiera sabías que lo tenías, una fuerza, una calma, una voluntad, que te permite seguir”.

 

“No abandonas, no importa si caminas en el maratón o te sientas un momento al borde de la carretera, luego das el siguiente paso, luego otro y así vas. De algo que sientes era imposible, pasa a ser algo posible y luego se transforma en un momento increíble”.

 

“No es un día divertido, pero es algo mágico de hacer. Por supuesto que no es para todo el mundo, pero cualquiera que vea un Ironman va a sentir algo, se sentirá motivado, tal vez no para hacer un Ironman, pero sí para hacer algo más de lo que está haciendo”

 

Entrevista a Mark Allen

Allen conquistó seis veces el Ironman más famoso del mundo en Hawái.

 

Autor: Trientrenador.

No hay comentarios

Escribe un comentario