MARATÓN DE MARSELLA 2016. LA CRÓNICA DE UN PRIMER MARATÓN

Domingo, 2o de marzo de 2016, 3ª edición del maratón de Marsella, RUN IN MARSEILLE 2016. Metanoia club deportivo participó en su primer maratón en un domingo de ramos, y Carlos Escarozco también se estrenaba en esta modalidad atlética, en una distancia taaaaaan larga…

 

IMG_3963  IMG_4035

Dos días antes, tocó entreno suave para reconocer el terreno y soltar piernas. Comprobamos la belleza de los paisajes del recorrido, nos recordó al paseo del molinar, ciudad jardín, cala gamba y cala estancia.

 

IMG_4020 IMG_4039IMG_4027

El equipo recogió el dorsal y localizó el nombre del corredor Carlos Escarozco entre las 10.000 personas inscritas entre todas las categorías de la competición.

 

IMG_4005-001

Concentración previo al maratón.

 

IMG_4049IMG_4054-001IMG_4053-001

El desayuno pre maratón… Las calles vacías a las 06,30 am…

 

IMG_4058-001IMG_4068-001IMG_4064-001

Corredores esperando las lanzaderas para desplazarse hasta los cajones de salida..

 

IMG_4067-001 IMG_4073-001

Los últimos instantes en suelo urbano marsellés.

 

IMG_4074-001 IMG_4079-001 IMG_4089-001

Imágenes de historias personales del maratón

 

IMG_4090-001 IMG_4098-001 IMG_4091-001

Luchando a cada metro…

 

IMG_4099-001 IMG_4106-001 IMG_4118-001

De fondo, la popular noria del puerto de Marsella..

 

IMG_4082-001

Maratonianos en grupo…

 

11228031_10153865685816001_7691030450501887411_n11147569_10153865684381001_8341277555226840332_n

Espectaculares vistas del recorrido maratoniano marsellés.

 

5669_10153865685871001_1002565076882149402_nAppleMark

 

 

 

Carlos Escarozco nos relata su odisea: “Disputaré mi primer maratón cuando decida que estoy preparado. Creo que será este mes de diciembre de 2015. Para empezar a prepararlo a partir del 1 de enero de 2016. Constará de un entrenamiento físico, dietético, psicológico, afectivo e invisible. Lo cierto es que me da pereza empezar una dieta estricta, dejar de comer lo que quiera y cuanto quiera, jajja, pero lo agradeceré mientras corro el maratón, sobre todo a partir del km 30…. Una rutina diaria, estricta, requiere una gran disciplina, que no tengo ninguna prisa en aplicar… He decidido que será Run in Marsella….

 

 

Diario de un maratoniano novato…

 

Mi plan de entrenamiento

Día 1 de diciembre.  3 vueltas al circuito urbano de Son Fustaret. Ritmo suave 1 vuelta, medio-alto 2 vueltas, la primera vuelta pensamientos de debo cambiar el horario de entrenamientos por las mañanas, que tengo mucho frío, que no corro bien, que parezco un patoso calamidad, etc. Ya en la segunda vuelta, completamente caliente, se fueron todos los pensamientos negativos y derrotistas y empecé a disfrutar de correr, con la mentalidad de que me estaba entrenando para un objetivo: participar y superar mi primera maratón. Me centré en la postura al correr, brazos a 90º, pegados a los costados y no superar la línea imaginaria del pecho. Después de la última vuelta, paré, por tiempo y por retortijones que sentía, pude haber hecho más, pero esa es la sensación que hay que sentir cuando acabas un entrenamiento.

 

Día 2 de diciembre. 4 vueltas circuito urbano de Son Fusteret. Ritmo suave 1 vuelta, medio-alto 3 vueltas. Mucho frío. Concentración en la técnica, énfasis en la posición, brazos, tronco, contraer abdomen, mantenerse erguido durante toda carrera.

 

RUTINA DE ENTRENAMIENTO DEL ÚLTIMO MES: 3 DÍAS DE ENTRENAMIENTO:

-FUERZA-RESISTENCIA (RUTA MONTAÑERA). 14 KM A RITMO SUAVE CON PENDIENTE 5%.

-LARGA DISTANCIA: 27, 33, 37 KM EN SUPERFICIE PLANA, CON ALGÚN Y LIGERO REPECHÓN.

 

*ENTRENO DEL 23 f: DIFERENTES SENSACIONES CORPORALES Y FISIOLÓGICAS: RODILLAS, ISQUIOS, TIBIALES, HOMBROS, CERVICALES, PLANTA DE LOS PIES, LLEGAN, PERMANECEN UNOS KM Y LUEGO SE VAN. SE PASA SED, A PARTIR DEL KM 20. DOLOR DE COLÓN POR NO HABERLO VACIADO COMPLETAMENTE. HAMBRE VORAZ POST ENTRENO. AUMENTO TONIFICACIÓN MUSCULAR GENERAL, SOBRE TODO ABDOMEN.

 

*ENTRENO EL DÍA 1 DE MARZO, DÍA DE LES ILLES BALEARS. DISTANCIA 35 KM. SOL, BRISA FRESCA, MATERIALES, 2 GEL ENERGY, UNA BOTELLA PEQUEÑA DE AGUA. Haga lo que haga, no olvidaré jamás esta sesión de entrenamiento, la distancia más larga que he corrido de forma continua, tanto en un entrenamiento o competición. Apoyado nada más que por una botella de agua pequeña y dos gels de glucosa, no me imaginaba el periplo, calvario y suplicio que me esperaba, hacia sol, era un clima perfecto para correr por el litoral. Mi ritmo fue suave toda la ida, me propuse llegar hasta el famoso cabo Cap Enderrocat, bordeando el litoral, partiendo desde Palma, unos 35 km, en total. Antes de llegar a la mitad de la distancia, solo me quedó un gel, no consumí carbohidratos, solo un café, sigo método de “quemagrasas”, esto es un factor determinante, en el rendimiento, apenas me quedaba agua cuando inicié el trayecto de vuelta. Empezaron los síntomas fisiológicos de extenuación, mareos, pero que no iban a más, los ignoré y superé hasta que se estabilizaron, sentía apetito, pero sobre todo sed, quería bebe, pero las diferentes duchas de la playa de Palma no escupían agua, malditos!!!!! Seguí ya “tocado” y mi mente pensaba que no lo conseguiría sin pararme, así que paré, paré a aplicarme crema analgésica y antiinflamatoria, hasta en 3 ocasiones, Me bebí el último gel, casi ni lo noté, agua, quería agua pero no podía conseguir, decidí ir al hospital San Juan de Dios, para llenar la botella de agua del grifo, que sabía a rayos, dios que mal sabor tiene el agua de las tuberías de Mallorca. Seguí entumecido, soportando un dolor brutal en las rodillas, tibiales y gemelos, tuve que parar a desconectar de la frecuencia de zancada, pensaba en que aquello era una burrada y que por tanto, correr un maratón es una burrada, una salvajada, y que si corría uno, sería solamente una vez en mi vida. Pensamientos negativos, no disfrutaba ya del entreno, del placer de correr de los primeros 15 o 21 km. No fue grato, pero esto forma parte del proceso normal de adaptación al maratón? Lo comprobaré más adelante. Creo que, en estas circunstancias, no disfrutaré del maratón, lo sufriré, será mi particular pasión de calvario, como Jesús, qué ironía, yo sufriendo como Jesús….

 

09-3-2016. Tirada larga, dos etapas: del diario de Mallorca hasta el Dique del Oeste y vuelta. 2ª Etapa: del diario de Mallorca hasta el Club Náutico Arenal y vuelta: la primera etapa: bien, pero en el km 5 ya se intentaba subir el isquiofemoral. Me paraba a estirar, pero de poco servía, al cabo de 1 km volvía a aparecer. En la segunda etapa, la aparición de nuevo de la ampolla, me advertía de algo, reculé, dudé en seguir, pensé en abandonar y se me ocurrió atarme los cordones con más fuerzas y funcionó, el roce cesó y por ende, el dolor. Me puse manos a la obra. Llevaba en la mochila 1 litro de agua, 2 plátanos, 2 gel, crema masaje. En el camino de iba bien, hacía mucho viento frío que venía del mar, de poniente. Era muy desagradable. Cuando estaba a la altura de Riu Palace, las sensaciones de dolor eran ya fuertes. Me costó llegar al club náutico de Arenal, descansé, estiré, comí el medio plátano, bebí agua y estiré de nuevo. Inicié el camino de vuelta, cuando reanudé la marcha, me dolían mucho las piernas, supe que sería otro suplicio. Me paré dos veces a estirar y a aplicarme la pomada, parecía que no era suficiente. No notaba los efectos, todos los músculos estaban muy tocados. Hice lo que pude, corrí tanto como pude, volví a pararme en Cala Estancia, me apliqué pomada, tomé una barrita de gel, bebí un poco de agua y continué, intenté correr, pero el dolor era insoportable, comencé a caminar con un dolor soportable. Anduve 6,5 km hasta el coche. Pasé frío, rabia y tristeza. Estaba dolorido, congelado y frustrado por no conseguir los objetivos. Pero evaluación positiva. Fui consciente de mi estado, mis limitaciones y mis carencias, es un buen feedback que me permite regularme y aprender experiencia.

 

Jueves 10-3-16, Un día de descanso, me duele la tibia, por lo que he leído, los sobreesfuerzos producen esta lesión. Indicativo de que me pasé en la intensidad de los entrenos, necesito reforzar la musculatura global, con entreno, pero de forma progresiva. El viernes, si no me duele, sesión de montaña.

 

Viernes 11 de marzo. Me ha dolido mucho la tibia, he cancelado el entreno montañero del viernes. El domingo me gustaría hacer una carrera de poco más de 10 km, en María de la Salut.

 

Domingo 13 de marzo: he disputado la carrera: al principio tuve molestias moderadas, después del km 2, remitió el dolor, corrí relativamente bien, con ligera molestia.

 

Lunes 14 de marzo. Dolor terrible en la tibia/tobillo anterior. Lo veo todo negro, la angustia y la ansiedad se apoderó de mí. Y el martes fue a peor. Por la mañana el dolor era tan intenso que me producía cojera. Acudí a la sesión con Laura, me punzó, en varias partes de la pierna hasta que me encontró el núcleo de dolor, me masajeó, me vendó me dejó para el arrastre. Me dolía con solo cambiar las marchas de la moto. El dolor era diferente. Fue mitigando.

 

Miércoles 16 de marzo. NO me duele tanto como ayer, puedo caminar sin cojear. Veo una ligera luz de esperanza para correr.

 

Jueves 17 de marzo. El día de la ida. Me duele menos el pie/pierna, no obstante, todavía me duele. Llegamos sin contratiempos a Marsella. Es la ciudad más antigua de Marsella. Está deteriorada, parece que el ayuntamiento no enfatiza la conservación y buen estado de los edificios. Los campos de fútbol son de tierra. El suelo de la acera suele estar mojado, hay suciedad, y no huele bien. La ciudad está construida en laderas que llegan a la costa y puerto, por tanto, se encuentra en diversos repechones, las cuestas pueden recordar a San Francisco.

 

Mi primer maratón.

 

Si intento recordar los detalles, me cuesta, voy a escribir todo aquello que logro recordar…

 

El trabajo ya está hecho. Estoy aquí, en Marsella, y correré mi primer maratón. He llegado sobre entrenado, levemente lesionado por exceso de km en las tiradas largas, ahora lo sé. Podría correr una media sin problemas pero para correr una distancia tan larga….uff… pero lo haré, llegaré hasta dónde me permita mi cuerpo. 

 

El madrugón ha sido importante. 5,30. He dormido muy poco. Los nervios mantenían activado mi Sistema nervioso…mis neuronas no han cargado pilas al 100% y me pasará factura. En una próxima ocasión, probaré con hipnóticos naturales, como la melotonina y valeriana, tomados con una deliciosa tila o manzanilla. Ahora ya es demasiado tarde para remedios. Debo desayunar, aunque no tenga apetito y vestirme….

 

Las calles de la ciudad están desérticas, me imagino cómo estarán a la hora de llegada…en la plaza hay más movimiento, los corredores se encuentran esperando las lanzaderas. Nos vamos, me despido de Bibi, mi fiel compañera, hasta dentro de unas horas, de poco más de 42 km…

 

 

Los autocares nos han traído a una especie de puerto de montaña. Debemos ir a pie hasta la caja de salida. Hay unas cuantas casas, bar y restaurante. Según la info de la organización encontraremos café gratis. Entro, parece como si hubieran celebrado una fiesta en el lugar y todo el mundo hubiera escampado. Queda café agua chirri, paso de tomarlo. Me voy a estirar, calentar, llevo un poncho de plástico que me otorgaron en el autobus. La emoción del momento se junta con el frío que hace por aquí. Solo quiero que comience ya. Parece que me oyeron. La gente grita, aplaude y yo con ellos. Pistoletazo de salida de mi primer maratón…

 

Somos cientos, miles, y no podemos correr, solo caminar….venga, poco a poco arranco al trote y después a la carrera, suave muy suave, es cuesta abajo y las piernas van a resentirse….

 

Recuerdo que gritaron mi nombre en español, un vasco leyó mi nombre en la camiseta, jajajaj, habla francés y va con un grupo, nos deseamos ánimos y continuamos separados, va un poco más ligero que yo…

 

Vi de todo. Por ejemplo, decenas de personas, de ambos géneros, de varias edades, lo que más me llamó la atención fue a mujeres y hombres sexagenarios corriendo, unos paraban, otros no paraban, sufriendo, sus caras desencajadas, pero no hay que equivocarse, querían estar ahí, sufriendo, lo habían elegido, por sus motivos personales, y estaban decididos a avanzar, todo lo máximo posible. A reventar.

 

 

Fanny y Valderrama, fenómenos humanos de los maratones. Era su 44 maratón juntos….

 

Los fenómenos que ocurren durante la carrera en Marsella, no difieren de las carreras de Mallorca. La diferencia reside en que en Mallorca se anima con venga o vamos y en Marsella se dice, ale courage.

 

A partir del km 28, las molestias de la lesión, en el pie izquierdo, surgieron. El dolor se fue intensificando…no me dejaba correr, solo trotar rápido…

 

En los avituallamientos, comíamos como animales, sobre todo en los últimos km, a partir del 30. Paraba a beber, comer y estirar…no me importaba el tiempo…

 

Corro, los km van superándose, me recordaba a una media maratón, al llegar al km 1o, se nota, después del 21, hay algún pensamiento de bueno, ya me basta, pero hay que seguir, como en los entrenamientos, me acordaba de los entrenamientos por el paseo marítimo, arenal, etc…

 

Cuando más disfruté fue después entre el km 25 y el 30, transcurrían por el interior de la ciudad. Había mucho ambiente, la gente, el movimiento, las calles, la música, los ánimos de la gente que animaban especialmente a los maratonianos, puesto que eran los que más valoraban”.me reencontré con Bibi, que había visto unos pezones ensangrentados. Fue un soplo de aire freco, físico, pero sobre todo moral, qué importante es tener personas amadas en los momentos más delicados…

 

1-RUNMARS-2016-Samuel-6519

A medida que iba viendo los carteles del kilometraje, Cuanto más avanzados los km, más orgulloso estaba de mí. A partir del 34 yo flipaba, jamás había recorrido tantos km en una competición oficial. A partir del km 36, mi estado de conciencia se veía alterada. Mi sistema nervioso se resentía…el dolor era muy intenso. Seguía por orgullo.

 

Pero mi mente estaba centrada en llegar a la meta, por tanto, centré mi atención únicamente en lo que me ayudaría a llegar. Los úlitmos km los sufrí junto a Valderrama y Fany, el dolor no me dejaba correr, casi caminaba, pero a medida que me iba acercando al último km, la sensación mitigaba, producto de la emoción y los neurotransmisores, adrenalina, dopamina….

 

El momento en que llegué a los últimos 100 metros, público a ambos lados, animando, gritando, yo absorbiendo su energía, creciéndome, mi cuerpo erguido, de repente, los dolores desaparecen o ya no tienen tanta importancia, un calor recorre mi cuerpo, desde los pies a la cabeza, una electricidad de bajo voltaje recorriendo mi organismo, yo animando al público animándolo para que me animase, acercándome a la meta, los fotógrafos que se colocan en posición para fotografiarme, yo me entrego al aquí y ahora y me fundo con él, levanto los brazos en señal de triunfo, la imagen del club y mi figura somos uno, he superado mi metanoia…

1-runMARS-2016-MANU-678

He comprobado que para acabar un maratón no hace falta un equipo de corredor sofisticado de última generación. Solo hace falta unos pantalones de marinero cortos, un polo a rayas, unos calcetines de vestir de color verde y unas zapatillas de paseo…os aseguro que lo he visto, no fue una alucinación, producto de la fatiga..

 

Me cuesta explicar con palabras la experiencia vivida. Es extraordinaria. Recomiendo vivirla, aunque sea una vez en la vida, aunque puede 1-runMARS-2016-MANU-677que, si te pasa lo mismo que a mí, (que a partir del km 35, deseé cuanto antes acabarla, y pensé que no era lo mío, que sería la última, pero al día siguiente, sentía nostalgia por todo lo vivido y me sorprendía a mí mismo, haciendo planes para participar en el próximo maratón, quizás el de Sevilla, por ejemplo…)…”

 

Dedicado a ti Bibi Casper, mi más fiel compañera ante la incertidumbre…

 

 

Redacción y diseño: coordinador Atletismo.

 

Fotos: Bibi Casper.

 

 

Agradecimientos a todos los socios, patrocinadores y amigos…

No hay comentarios

Escribe un comentario